martes, 27 de octubre de 2009

Silueta violeta



Cuando ya nada pido
y casi nada espero
y apenas puedo nada
es cuando más te quiero.

12 comentarios:

  1. A esas horas el cielo no tiene desperdicio

    ResponderEliminar
  2. Esos tonos te han quedado deliciosos. Una fotografia muy bonita :)

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Bellos colores de una tarde especial y el porte del perfíl de un coloso teideano...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Poesia en el cielo!
    hermoso, Mar!
    un beso

    ResponderEliminar
  5. ... ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazon
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesia ...


    AFECTUOSAMENTE
    CON GUSTO A MAR




    jose
    ramon...

    ResponderEliminar
  6. Estamos obligados a tener esperanza para poder amar, desear y sentir.
    Quizá sea la obligación más satisfactoria que haya.
    En mi lugar también tengo estas luces de tu foto, y la verdad es que son impresionantes.
    Un saludo
    Nina

    ResponderEliminar
  7. Preciosa foto y bonitos versos, ¡qué más se puede pedir!
    Besos, Mar.

    ResponderEliminar
  8. Linda imagem, palavras preciosas!
    beijo, lindo final de semana

    ResponderEliminar
  9. How beautiful~! It looks so mystic :)

    ResponderEliminar
  10. Preciosas palabras, Mar, mirando ese cielo, con ese color...no queda más remedio que soñar.

    Te dejo un beso.

    ResponderEliminar
  11. Wow ... muy hermosa. Que lindos los colores ...

    ResponderEliminar